FANTASÍAS CON EL GUAPO Y MONITOR DE GYM. MASTURBACION. Relato del día: Dom Abr 05, 2015 12:03

A veces que en medio de un infierno interior y luchando contra el encanto tóxico de una misma, decidí volver a apuntarme al gimnasio, digamos que me convenció mi mejor amiga de la infancia.

Mi mejor amiga es esa típica chica que está intermitentemente en mi vida desde pequeña, parece que no está, pero está y siempre tiene una frase positiva para la paja mental que me hago cada día respecto a qué quiero hacer o no con mi vida en un futuro cercano.. Llevo días pensando si estudiar estilismo o retomar mis estudios para ir a la uni. No se que quiero hacer con mi futuro y eso me agobia mucho, no quiero abrir los ojos y ver una realidad que no me gusta y seguir todavía en esto.
Me apunté al gimnasio del otro lado del pueblo, no es tan nuevo como el que estaba anteriormente pero dan clases de boxeo y yo necesito descargar la tensión que llevo dentro.
No soy una chica que le guste arreglarse para ir al gimnasio, zapatillas de deporte, pantalón ajustado y camiseta igual, también de marca. Un recogido en el pelo, cero maquillaje, mi cara de mala uva y mis gafas para parecer la típica paletica de pueblo.
Necesitaba perder doce kilos y llevaba tres y medio en una semana, la dieta me pone de mala hostia y el tratamiento de mi doctora es tan doloroso que me dan ganas de pegarme un tiro para no soportar dolor.
Como dice una chica colombiana que conozco; “la belleza duele”. Y doy fe!
Me estoy preparando para hacer otras cosas, no voy a hablar de eso pero sí voy a decir que es un motivo para alcanzar el cuerpo que deseo tener. Me gusta mi cuerpo actual y no tengo queja conmigo misma, pero mi obsesión por cuidarme es extrema después de lo critica que es a veces la gente en los foros con otras chicas.
La verdad que pienso que si vivimos de nuestra imagen que mejor que cuidarla, no? Aparte que yo soy chica de imagen de fiestas en discotecas y cuando veo una chica guapa y buen físico me gusta ver una mujer que se cuida. En fin… No os voy a hablar de mis gustos sobre mujeres hoy.
Mi monitor de gimnasio es un cabròn, no acepta un NO, hacer con él deporte es un poco jodido, quince minutos de calentar, después cardio, elíptica y su p… Madre, quince de tres pesas, quince de tres pierna y la madre que me parió hasta llegar a casa echando la lengua por la boca.
No nos deja hablar, no nos dejar reírnos pero sí le vacilo cuando me dice; -haz quince de tres y si paras empiezas otra vez! (Con autoridad)
No se si ha visto “50 sombras de Grey”, pero a mi la sumisión no me va fuera de la cama…
-Solo quince de tres? Vah, ok, que blando, no?
-Salas, por flipada 20 de 5 y lo quiero ver!! (Actitud cabrona)
Nunca me he fijado en los chicos de gimnasio, pero mi preparador Antonio me tiene tanta rabia que le pegaría un polvo para quitarle la tontería.
Con mucho gusto cambiaría su rol y lo pondría a besarme los pies y lo enfustaría.
-Nena, no seas tan bocas que me tiene frita con la manía que te tiene, mira lo que te está puteando. (Me dice mi mejor amiga)
-Me da la risa esa actitud, seguro que piensa que le gustaría follarme.
Empezamos a reírnos y le veo que me esta señalando el preparador y hablando con los amigos del Gim, me ve riéndome y…
-Salas, te estás riendo?
-ufff…
-no soples, cincuenta abdominales, ya!
-tu… Te tomas muy enserio tu trabajo, no?
– veinte más por protestar!
-Virgi no hables más… (Me dice mi amiga renegando)
El entrenamiento era duro, la dieta también, la doctora y sus tratamientos también… Era un “voy a pegarme un tiro como siga con esto”, no podía desistir, no soy de dejar a medio nada salvo mi libro, estaba en casa para encontrarme, para reflexionar y para poner mi body en solfa que se lleva estar delgada, por la moda y por la talla treinta y cuadro!
Me cambie de turno por el horario de fabrica de mi amiga, bien, no voy a ver a Antonio!!
Empezamos a ir por la tarde a una hora que pensé que no había nadie, a las diecinueve horas pero al llegar habían más chicos que chicas, mientras me estaban dando mis tablas de ejercicios, mis ojos tropezaron con un chico que estaba haciendo pesas, tan guapo que parecía un ángel, no sabía quien es, no se su nombre y me estaba mirando.
Aparté la mirada y pasé…
-Virginia, empieza hacer cardio y después hay una clase si quieres entrar la da Mateo.
-ok, estoy condenada al sufrimiento fisico, no quiero hacer pecho, las tetas no se me caen y los brazos los tengo fuertes, quiero hacer culo, piernas y abdomen.
-eso vamos a trabajártelo, no te preocupes que Antonio me ha dejado la tabla para que empieces.
Empiezo con mis ejercicios a desgana, era una obligación grande hacer gim y me aburría estar allí pero tenía que hacer un sacrificio y renunciar a los pastelitos por un sueño que igual no soy elegida o tal vez sí entre sesenta candidatas pero no voy a morirme en esta vida sin cumplir mi sueño.
El guapo de gim me sigue mirando, esta vez me sonríe, le miro con mala cara y me pongo a leer un libro en mi tlfn.
Busco en internet, por qué un chico me mira y me sonríe? He perdido practica con los hombres en mi vida normal y reconozco que soy bastante tímida.
Estoy leyendo y cambio a cinta, le veo que me mira, me mira me ponga donde me ponga y pasan los días y me sigue mirando y le aparto la mirada y sigo a lo mío pero pasando.
-Nena, Vir, me he dado cuenta de que ese tan guapo no hace nada más que mirarte. (Me dice mi amiga)
-no me he fijado tía, paso.
Último día de la semana en el gim.
Acabo mis ejercicios y tocaba irme, me despido del preparador y me dice “el guapo”; -hasta luego!
Me doy cuenta que se ha decidido a decirme una palabra, breve… Pero su acento sureño y voz me parecen bonitos, él, todo en él… Me gusta.
Llevo a mi casa, me meto a la ducha recordando esa casa y mi corazón resucita, empiezo a sentir que late, hacia mucho tiempo que estaba muerto. No quiero pillarme por nadie porque dejaría todo este mundillo y los planes que tengo.
Lo que más hecho en falta es sentir un abrazo que me haga sentir que esa persona está ahí y no se va a ir nunca aunque yo le diga que se vaya.
Bajo la ducha empiezo a recordar su cara, su cuerpo vestido y me pregunto, le desnudo en mi mente… Quiero sentir su cuerpo desnudo rozando el mío, me pregunto cómo sería el tamaño de su miembro, su dureza, grosor… Como sería clavándome su polla fuertemente dentro de mi coño, me gusta que una buena polla dura me folle fuerte y me cojan de los pelos, me azoten el culo fuerte y me den sin parar.
Me estoy enjabonando y acaricio mis tetas pensando que me las acaricia él, mis pezones responden duros y rectos, me estoy poniendo cachonda, voy bajando y me enjabono las piernas subo a mi sexo y voy tocando y siento ganas de meterme un juguete y correrme unas cuantas veces.
Juego con los chorros del agua y me excita mucho, siento un placer como si fuese a correrme, me ayudo con la mano y meto un dedo, hace semanas que no follo y está más cerrado, lo muevo y lo siento apretado, me gusta sentirlo así, saco el dedo y me lo meto a la boca, me gusta saber a como sabe mi coño, meto dos dedos esta vez y empiezo a moverlos, siento mucho placer, con la otra mano meto un dedo dentro de mi culo, lo noto muy apretado, me gusta la sensación que tengo de sentir mi coño dentro mis dedos y en mi culo también.
Después de estar un ratito así, no quiero correrme aún, quiero seguir en mi cama, me doy un enjuague y me salgo de la ducha, me seco y me voy hasta el cajón de mis bragas donde tengo todos mis juguetes.
Cojo un vibrador de cintura grande y gordo, le pongo un condon y me tumbo boca arriba, un poco de lubricante y me lo meto muy despacio hasta el fondo de mi coño.
Lo pongo en modo vibrar y empiezo a moverme mientras lo muevo e imagino que ese chico me está follando, tengo muchas ganas de seguir follando y no correrme aún, cojo otro juguete un poco más pequeño que el que tengo dentro del coño, le pongo otro condon y lo chupo un poco mientras estoy follandome el otro juguete por el coño, imagino que me está follando la boca mi monitor también, me pone bastante cachonda lo autoritario que es.
Imagino una escena en la que estoy tumbada en el suelo de una de las habitaciones del gimnasio y me estoy follando esos dos tíos delante de doce más que se están masturbando a mi alrededor esperando su turno de clavarme la polla y darme mucho rabo.
Estoy apunto de correrme y paro, espero un poco y empiezo otra vez, estoy bastante cachonda, tengo mi coño bastante mojado por los flujos y me está gustando lo bien que me lo estoy pasando.
Me pongo un poco de lado y me meto poco a poco el otro vibrador que estaba en mi boca, me lo meto en mi culo, muy despacio, me duele un poco pero también me da placer. Quiero seguir metiéndolo hasta el fondo también y muevo ambos vibradores a la vez y me gusta la sensación, es como si me estuvieran follando dos tíos.
Me pone bastante esta doble penetración, no puedo dejar de follarme de esa manera y sigo hasta que me corro y me abandono en un estallido de orgasmo tan intenso que me quedo eclipsada sobre la cama con una sensación de haberme corrido por los dos lados con una intensidad que no había experimentado nunca.
Hoy eres mi fantasía sexual, pero te follaría hasta que me doliera la vida, me lo follaré algún día? 😉
Hasta aquí mi nuevo relato, se lo dedico a todos los que me leen.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s