Cerrando tu recuerdo en mi memoria.

Yo quería un contigo, pero estando a mi bola.

Yo quería un para siempre juntos, sabiendo que cuando se me cruza el cable todo se habría acabado algún día.

Yo no quería un te quiero a escondidas, quería una nueva forma de querernos pública, que no hayan inventado, tuya y mía.

Yo te quería con mis dudas, tú me querías a medias tintas, sin tinta en los bolsillos rotos pero con mucha tontería.

Yo siempre quise un sí quiero sin esperarlo eterno, tú intermitentemente en mi recuerdo vives sin pagar el alquiler mensual en mi pensamiento, vives aún en mi recuerdo sin más como alguien más que pasó por ahí y me creó una ilusión que al poner el candado de mi puerta y al cerrarla, siento que tengo decepciones a foro completo de tu cariño.

Yo siempre te quise sin ponerle coleres a las fases lunares de todas mis fantasías.

Yo que te esperé y tu que ignoraste cuanto tiempo perdimos, te estuve esperando, tú que nunca sudaste ningún esfuerzo de tus palabras para bajarme las bragas.

Yo que me enamoré de tí y una falsa palabra,  que nunca compraste nuestros momentos, que el tiempo se paraba al besarnos y corría más deprisa, cuando la noche juntos se juntaba con el día y de mi cama al día siguiente ya te ibas.

Yo que no sé cuánto me mentías y tu que no sabes cuántas veces te engañé con cualquiera que venía a mi imaginación cuando te dedicama cinco minutos de mi agonía.

Yo que viajaba siempre como un vagabundo de aquí para allá, con mi alma como mi nevera, vacía, y al conocerte un poco se lleno, un poco más se ha vuelto a vaciar después de tí, a pastillazo limpio cada día, para adelgazar de tu recuerdo.

Tú, yo, tú… con nuestras creencias tan distintas, tres personalidades, dos mías, una tuya, personalidades, tan iguales en nuestros sentimientos, que se parecía a lo que sentías, follandose la vida.
Yo tu recuerdo de ayer, tú mi recuerdo de estos días que igual en meses olvidaré, cuando todo me rescuerda a tí y eso que solo estuvimos dos días en el mundo mortal, donde nos quisimos tanto que nadie nunca, hubo alguien que pensó que lo nuestro fue tan falso como la falsa mentira, maquillaste mis sentimientos al preguntarte cuánto me querías, tú tan estilista que dibujaba patrones de ilusión que acabaron con esas ganas de seguir con “un nosotros”, con un diseño de vida independiente tú por tu lado, yo por el mío, después de aquellas promesas que como mariposas volaron alto y de mi vista perdió de vista, hacía otro lado.

Contigo bastó un golpe de calor para derretir el hielo de mi interior que en mi vaso vi este sábado en el fondo de mi cubata, adicta al único olvido que olvidaré con resaca de los besos que te bebo en mi imaginación presente que no te va a dar más la lata.

Y así te digo adiós de tantas veces que nos despedimos en todo este tiempo y nunca nos fuimos.

Feliz semana a todos mis seguidores y seguidoras… 😘😘😘

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s