Día de recordar un 1.

IMG_6303He esperado mucho tiempo para escribir a la única persona con la que tuve un cuento muy bonito hace tiempo.

 

Le escribí un mail estos días sin pensar que iba a contestarme y tuve hoy su respuesta, nos pusimos un poco al día de nuestras cosas pero no estuve muy yo en el mail, digamos que me siento como si quisiera a volver al principio de todo y volver a empezar de cero con todo, volver a aprender, vivir agobiada y ser como yo era, no como me siento, no soy masoca, solo quiero sentir la emoción de volver a sentir cosas y no sentirme muerta por dentro.

 

De volver a querer y sentirme querida, de sentirme feliz y desgraciada a la vez pero sentir algo.

 

Al leer su contestación a mi mail y me preguntó; cómo voy de amores? No quise contarle más de lo que le he dicho; “que soy bastante exigente”, la verdad es que soy escapista profesional en ese tipo de preguntas con “ex novios”, ojalá, hubiera dado lo que fuera por sentir algo al recibir ese mail, pero estoy en mi estado vulcano. (Estado vulcano=no tener ningún tipo de sentimientos; ni alegría, dolor, ni nada.)

Tengo el corazón a tiras aún y se me nota que estoy de bajón, fijaos que estoy apunto de cumplir una meta, que para mí me ha costado mucho y me hacía una ilusión grande y no me siento tan feliz.

 

Hoy me fui a comprar al supermercado del Corte Inglés porque lo tenía más cerca del piso donde me estoy y mi compra era de soltera, todo de verduras y laith y pensé que la vida me está enseñando algo, lo se porque así lo siento así, supongo que cuando encuentre lo que busco y sabré que he aprendido, pero mientras tanto vivo el recuerdo perenne.

 

La biblia dice que debemos perdonar a los que nos ofenden, que tenemos que poner la otra mejilla… joder, el rollo sumisión no me va demasiado, prefiero torturarme con el recuerdo y después hacer un monólogo sobre lo que pasó, total, debo de reconocer que entre el golfista profesional y alguno más como el puto editor de Santander, mi vida últimamente estuvo un poco llena de payasos.

 

Hoy un camarero me ha dicho que le parezco guapa, cuando me pedí un pincho vegetal y le dije que estoy a dieta, no le dejé propina, por decirme eso, venga! Iba hecha un adefesio, ni me maquillé, con mis gafas negras (anchas), que me ocupan toda la cara, en vaqueros y camiseta, pelo recogido y zapatillas de vestir, bolso a juego y chaqueta de sport, trolero!! Supongo que se percató de mi cara tan seria y quiso hacerme reír pero no tuvo éxito.

 

Este es el mes en el que iba a irme a Italia y pensé que viviría mi cuento esperado y… se esfumó todo y me siento estúpida, así que como me sentía estúpida, me fui a tomar un moscato pero no había y tuve que conformarme con un rosado de mierda que me sabía a rayos, había ido al supermercado a comprar cosas y estuve apunto de comprar un Moet para celebrar que aún no he dejado de respirar y hay quien lo desea pero que no pierda la fe ni la esperanza, tal vez algún día! 😉

 

Después de intercambiar un par de contestaciones por mail con mi ex el taxista de Granada, me sentí mejor porque pensé que me alegra saber que está bien.

 

Siempre le he guardado estima pero no siento ya nada, me gustó conocerle como le conocí y en el momento que más necesite a alguien en mi vida que me diera esa palmadita en la espalda y me dijera; -ojalá pudiera ayudarte pero no puedo. La verdad que yo creía en ese ojalá, me ayudó mucho, puteandome con algunas cosas que me hicieron mejor, estuvo ahí y me vio caer, me vio llorar, me vio pasarlo mal y solo escuché un “lo siento tía…”.

Y tiene gracia, apesar de todo, yo le quería y cuando necesité que me dijera en mis peores momentos un “te quiero”, me decía que no podía decirme eso porque se engañaba y me engañaba y todo ese machaque me derrumbó tanto que acabé enferma sin querer comer ni querer salir, creo que no supe que era querer de verdad a alguien hasta que le conocí y después no he vuelto a querer a nadie más por miedo a pasar por lo mismo.

 

Cuando le he sacado alguna vez el tema de que me machacó mucho, huye de todo eso, me desvía el tema o me dice que le están llamando por teléfono. Si fuera para hablar de sexo si sería interesante la conversación.

Yo volvería atrás, sabéis? Para darle la patada en los huevos la primera vez que me dio su número de teléfono y le creí, a distancia supe después lo mamonazo que era y estuve tan ciega que lo veía todo el mundo que me conoce menos yo.

 

Desde entonces creo antes en la fecha de caducidad de un producto que en la palabra de un taxista, venga ya! Como amigo es un tío de puta madre, pero como novio… el 49% de cosas me las hizo pasar fatal, pero bueno, eso es algo que igual cuente por capítulos en mi blog poco a poco, al menos en la cama me dejaba satisfecha.

 

Si volviera a elegir entre mirar mi futuro y volver al pasado, creo que yo volvería al pasado otra vez para volver a vivir todo lo que he vivido, quizá borraría el momento donde conocí a ese editor de Santander, la verdad es que esa parte de mi vida, no fui feliz, ni era la persona que quería tener en mi vida, no lo sentía así pero me engañé a mí misma forzándome a querer a alguien que acabé aborreciendo y porque él así lo buscó, yo solo quería olvidar mi trabajo y él me lo recordaba echándome en cara que estaba con una tía que “se había dedicado a este mundillo”, y qué? Y antes de conocerme y buscaba cualquier excusa para hablarme por WhatsApp respecto al “libro”, no pensó que “soy escort”? No quería casarme con él, ni quería tener hijos con él, si se parecían a él… no, aparte que no soy una mujer que piense en matrimonios e hijos, no me va ese rollo, hubiera sido una buena madre y esposa, pero no! No creo que tenga capacidad para hacer feliz a alguien que no sea a él mismo.

 

Al menos me sirvió para aprender esa experiencia o las experiencias que vinieron después y sigo estando sola desde entonces.

 

Con el tiempo y un espejo aprende una a quererse y a no querer a nadie más y se lleva bastante bien.

 

Tengo el corazón a tiras pero algún día alguien que valga la pena, aparecerá y con una palabra logrará juntarlos y ese día sabré que es esa persona la que siempre estuve buscando…

 

Un besito a todas y todos mis seguidores…😘😊

 

 

 

 

 

 

22 pensamientos en “Día de recordar un 1.

  1. Salido dice:

    Cuando alguien te de un piropo, aceptalo.No lo cuestiones. Si ese camarero te lo dijo es porque es cierto. Eres una mujer muy atractiva, y con atuendo informal no ibas a dejar de serlo también. No te minusvalores, tu que atraes la mirada al entrar en los sitios cuando vas de punta en blanco, con ropa de batalla lo mismo, porque el magnetismo se tiene, no es de quita y pon como la ropa.

    un beso salido xd

    Le gusta a 1 persona

    • Gracias Salido! Tengo la autoestima bastante baja, yo se que cuando me arreglo me miran y me entran para conocerme y cuando voy hecha un asco también ligo, lo que pasa es que me siento así después de cabrearme con ese golfista y mandarlo a tomar viento.

      Ese Idiota me hizo sentir menos que nada y estoy así desde entonces. Uyyy… que se me escapa una lágrima ya, vaya! 😚😊😘

      Me gusta

  2. Del pasado…
    SOLO LOS RECUERDOS
    de ellos aprendemos
    Los amores y las deudas
    Muert@s y enterrad@s!!

    Le gusta a 1 persona

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s