SU LECHE EN MI CULO. (Relato real)

77F836A1-0397-42EE-9712-01751C3FCB08.jpeg

Foto: Luna V.

Su mirada desafiaba mis sentidos, podía pensar que era lo próximo que iba a pedirme, follarme encima de la lavadora centrifugando? Su lavadora no centrifugaba la ropa, podías ponerla reggaetón mientras lavaba la ropa y te hacía un baile de la hostia.

Sus ojos clavados en mí, no lo duda y me interrumpe la serie Star trek nueva generación, que estaba viendo, abalanzándose sobre mí en el sofá y me desnuda mientras me besa el cuello, la boca, el pecho…

-No tengo ganas de follar hoy. Le digo a desgana.

Él sigue, lo cierto que cada vez que follabamos no me ponía en el sexo y no llegaba a entender por qué estaba saliendo con él, no tenía nada que me gustase de él, hablábamos catalán, escuchábamos heavy, currábamos juntos en la misma empresa, vivíamos juntos… sabia dentro de mí que no era lo que yo buscaba y a mi vida le faltaba emoción.

No dejaba de pensar en follar con otros cuando follabamos, aún no era escort y ya me imaginaba que era un cliente al que me follaba pagándome y me excitaba muchísimo, en el fondo me ponía la idea de pensar que me gustaría follar con cuatro o cinco tíos distintos al día y sentir otras pollas, otros tamaños, otra dureza dentro de mí… necesitaba follar con otros tíos porque era mi fantasía, porque cuando me masturbaba con distintos juguetes yo imaginaba, en mi fantasía, a esos tíos follandome con muchas ganas, uno tras otro y me gustaba correrme pensando en esas pollas tan duras que yo deseaba tener.

-Hoy quiero comerte el coño mientras orinas, puedes?

-Bueno… lo puedo intentar.

Me senté en el retrete y empecé a hacer un pis mientras mis piernas estaban abiertas y metió su lengua ahí, en mi coño y lamía y bebía, siempre tuve la mente abierta a cosas distintas pero aquella sensación no me sabía a nada, cuando acabé de mear, me pidió que no me secara con papel, me llevó a la habitación y me seguía lamiendo y bajaba hasta mi culo y me metía un poco la lengua, me excitaba aquello, recreándose como si estuviera comiendo el mejor manjar que había probado nunca me puso tan cachonda que al meterme un dedo por el culo, le pedí algo más grande, su tamaño no era descomunal, algo normal, pero más grande que un dedo era y mis ganas de follar eran tan inmensas como nunca las había tenido en mi vida por nadie, que ya estando en posición boca abajo sobre la cama, me la metió despacio y a la sentí tan bien y dentro, que a la vez me metió también me metió su dedo en mi coño ya mojado y empezó a follarme así despacio pero clavándomela, mi imaginación volaba, imaginaba que estaba follando con dos tíos y tardé poco en correrme del mismo calentón una primera vez, después notaba dolor al seguir follando, pero quise parar, quería más y me corrí una segunda y una tercera, mi cuerpo no podía soportar tanto placer, pero era tan bueno aquello, le pedía más… le pedí que se corriera dentro de mí culo para sentirme muy puta, su puta.

Me tiró dentro un buen chorro de semen, cada gota de él, me sacó la polla para abrirme con sus dos dedos el culo y contemplar su leche, la que ya tenía dentro, nadie me había follado el culo también y la primera vez, solo él en aquellos tiempos, en ese momento, noté su fetiche, olía su esperma, lamiendo mi agujero aún abierto de mi culo, sintiendo el escozor de su saliva por su lengua dentro de mi culo otra vez.

Me dio la vuelta y empezó a restregar su polla contra mi sexo mojado, hasta volver a empalmarse de nuevo, me la metió agarrándome de las manos y me dijo que quería sentirme como me violaba, me follaba con fuerza, con violencia y me insultaba… salvaje y excitante momento.

-Te gusta follar eh puta?

Me excitaba esa forma de follarme e insultarme de esa manera, me daba algún guantazo certero y mis gemidos eran más fuertes abandonándome a una posesión de sexo sin freno ni medida, me mordía los pezones, me tiraba del pelo, su sudor caía encima de mí…

-Me voy a correr otra vez dentro de ti para que te sientas muy puta.

Se corrió dentro de mí coño a su vez que me estaba corriendo yo también, el sexo tuvo por fin un sentido en mi vida y descubrí la sumisión.

Aquella relación me hizo plantearme seriamente que necesitaba emoción en mi vida y follar con otros, follar, encontrar mi verdadero placer que aún sigo buscando.

fin.

Memorias de una ex 2008

14 pensamientos en “SU LECHE EN MI CULO. (Relato real)

  1. Lek dice:

    Jooooderrrrr….. 😘😘😘😘

    Le gusta a 1 persona

  2. Salido dice:

    como una piedra se me ha puesto. Que relaton tan intenso

    Le gusta a 1 persona

  3. Oveja negra dice:

    Así se condimenta la vida, que lo normalito es muy soso!

    Le gusta a 1 persona

  4. Trosko dice:

    Acabo de leerlo y me ha excitado tanto que he tenido que aliviarme recordando nuestro encuentro!!😘😘😘

    Le gusta a 1 persona

  5. Lek dice:

    Buah, no se cuantas veces lo he leido ya…. q suerte de gozar ese culito… 🤤🤤🤤🤤

    Le gusta a 1 persona

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.