Otra lluvia en tu coche. II (Relato real)

D0A58CBC-2799-4338-B1D8-F2424D113037

 

He llegado a comprobar que se puede llegar a ser a dicto a esa emoción a algo que desconocemos y tuve que dejar de desear ese algo, con todo mi ser tres copas después y una resaca al día siguiente… 😅

-Al día siguiente miré mi teléfono móvil de trabajo, era un whatssap de él, me había escrito esto; “guapaaaa”.

Estuvimos  hablado algo, una proposición similar en su coche, a diferencia que debía mearme encima de él con la ropa puesta, ambos, algunas cosas privadas mías, algún vídeo para que me oriente que le gustaría hacer, alguna nota de voz… su voz es bonita, donde me dice “que beba agua y me aguante hasta verle” y acto seguido me pareció escuchar otra cosa más pero me lo desmintió cuando le dije que me había dicho que “me quiere mucho, mucho, mucho…” no le creí.

Aún así me resultaba excitante todo, él… en el fondo ese rollo sumiso que lleva, no es tan sumiso, tengo sumisos que sí se han llegado a beber mi orina y este la escupió por la ventana de su coche y eso que mi orina es transparente y huele bien Jajajaja… habíamos quedado a una hora del día y después le dije que mejor le veía a las once de la noche, me dijo que “sin problema”, me fui a cenar con mi amiga a un restaurante que no me gustó mucho, empecé a beber un poco de cerveza mientras cenaba para que me dieran ganas de orinar.

Me dijo que estaba ya viniendo al portal y me fui a casa a lavarme los dientes, bajé tal cual iba, un vestido negro y unas zapatillas blancas, chaqueta y pelo recogido con una goma, lo llevaba con falta de ir a la peluquería a cortar y a teñir, perotuve tanto trabajo que no pude y como mas menos hay algo de confianza con mi cliente, pues no pasaba nada.

Cuando bajé del piso y me monté en su coche me dio un poco la risa, me simpatiza, no me sale ser cabrona, me sale más algo así como ganas de echarle un polvo, ese chico me pone bastante, supongo que su peculiaridad me llama infinitamente la atención pero nada más.

Aparca en el mismo sitio de la noche anterior donde estuvimos, empezando hablar con él de mis cosas y olvido la sesión por un momento y me abraza, un abrazo que hacía tiempo que nadie me daba.

No recuerdo si me besó ahí, me puse nerviosa, me hizo sentarme encima suyo, dentro del coche, él estaba en el asiento donde el piloto, un poco incómoda esa postura, frente a él y más que ganas de mear me dieron ganas de follarmelo.

Nos metimos mano mientras nos besábamos y esa boca no podía dejar de besarla, mis bragas estaban tan mojadas que al meterme un dedo dentro y me lo dijo, “que estaba muy mojada”, me resultaba excitante todo aquello con él.

Sentí su respiración acelerada como la mía  y excitación mientras nos besábamos y me puso tan cachonda o más como la última vez que nos vimos en Avilés, me azotó unas cuantas veces como haciendo un cambio de roll y le gustaba oír mi quejido.

El corazón me latía fuerte, muy fuerte, podía sentir como en las venas me recorría la sangre por todo mi cuerpo, qué coño me estaba pasando? Siempre he sido muy fan de lo diferente porque yo lo soy y sabéis, un cliente me dicho hace tres noches que nosotros no elegimos, lo hace el corazón, pero… en mi trabajo? 😨 Quería irme y se lo dije; “me voy”, pero no podía despegarme de su boca y tampoco me dejaba ir, quería irme sin ir…

No hubo sexo, difícilmente y varios intentos después y muy cortada y un poco nerviosa, pude mojarle el asiento y me puse encima de él y me oriné sobre él, estando él vestido con su chándal.

Se echó hacia atrás todo lo que pudo en los asientos delanteros, mientras se masturbaba y le puse mi sexo en su boca, le dije que me lo tenía que limpiar.

Se corrió y me tuve que ir.

Al bajarme del coche nos dimos dos besos, uno a cada mejilla, me volví hacía atrás y le besé en los labios y conforme me iba ya, antes de cerrar la puerta me volvió a decir que “sigue en pie lo de casarnos” Jajajaja… me fui riéndome, me hace reír mucho este chico con la broma que nos llevamos.

Fin de la historia.

Un besito a todos y todas mis seguidores/as… os quiero siempre! ❤️😘😘😘

2 pensamientos en “Otra lluvia en tu coche. II (Relato real)

  1. salido dice:

    ¿y no te tienta cenar esparragos trigueros antes de un encuentro de esos con lluvia dorada? juasjuas

    Le gusta a 1 persona

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s