Adiós al humo…

Hubo un tiempo que viví anclada al pasado, haciéndome preguntas sin encontrar respuestas y me di cuenta que ese era el mayor error que cometí en mi vida, vivir en el pasado, hacerme preguntas de lamentación cuando pasa algo, cuestionarme todo, recordar gente que no se portó como debería de portarse, juntarme con gente que me perjudicó en su día, creer en gente que buscó un interés, luchar contra corriente contra las tonterías que inventaban sobre mí… a la desesperada quise huir y no enfrentarme a todo eso con indiferencia.
Todo este tiempo fuera del mundillo y en un seminario de crecimiento personal, me enseñó a ver las cosas desde otra perspectiva, hasta el punto que poco me importan muchas cosas que pasé en el pasado.

He aprendido que siempre hay un lugar donde encuentras esa paz y esa segunda familia que te abre esos brazos donde vas a encontrar esa paz y te va a enseñar que en la vida hay cosas más importantes que vivir que aquello a lo que le diste importancia y no la tenía.

Hace poco me encontré con alguien de mi pasado y entonces supe por qué no estábamos juntos, yo había cambiado y él seguía siendo esa persona que en una conversación de 45 minutos y un vino, supe que el mejor alivio de mi vida era darle las gracias a Dios por no estar juntos, pagué el vino, nos dimos un abrazo que no me supo a despedida pero yo preferí no volver a verle más.

Días después me preguntó si volvíamos a vernos, le mentí y le dije que estoy muy ocupada, por no decirle que recordé putadas pasadas y me pregunté en el tiempo de ese vino con él, qué hostias estaba haciendo ahí? Desde entonces le contestaba por educación a sus whatssap y con cero interés y breve, cosa que me preguntó si me pasaba algo con él… no me pasa más que mi interés está centrado a mis objetivos y lo demás es para mí perder el tiempo y me he dado cuenta de que el tiempo pasa muy deprisa y yo no quiero más errores en mi vida.

Así que escribí una carta de despedida a todo el pasado que yo pasé y conocí y quemé esa carta y sentí alivio y como esas cicatrices de mi alma con los días se fueron sanando y mi vida empezó a dar otro giro y mi pensamiento se volvió hasta positivo y empecé a encontrarme mejor conmigo misma y sobre todo me perdoné por todo lo que me equivoqué en el camino y me fallé en ese camino de piedras donde andé con mis pies descalzos y esas piedras me hicieron muchas heridas que me hicieron aprender a no volver a dar un paso hacia atrás, sino a dar el paso hacia delante.

El pasado… quién quiere volver ahí? Cuando hay mucho presente y futuro para vivirlo como una quiere.

Un beso grande! 💋

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .