Corazones tocados.


Una historia adventista que me hizo llorar hoy, hasta donde llega la generosidad del ser humano.

Un chico necesitaba dinero para una medicina para su madre enferma, estaba muy malita la pobre y el hijo pidió ayuda a su amigo le llamó por teléfono y le preguntó si podía dejarle un dinero para comprar una medicina para su madre que estaba muy enferma, este le dije que a la noche, le llamase que iba a ver qué podía hacer. Cuando llegó la noche, el chico que tenía la madre enferma, llamó al amigo que le iba a dejar el dinero para su madre. El teléfono estaba apagado, llamó varias veces y seguía el teléfono aún apagado.

Entonces como la madre del chico estaba bastante mal y él sufría por ver a su madre así, llamó a otro amigo por si le podía ayudar y nada, también tenía el teléfono móvil apagado.

Así que no entendía por qué el teléfono de su amigo daba apagado, al llamarle, si le había dicho que le llamase por la noche, cuando le pidió prestado el dinero.

Sin pensarlo, se fue hasta la casa de su amigo para ver si había pasado algo, cuando llegó, vi en la mesita de la habitación los medicamentos que necesitaba para su madre, su amigo había vendido su teléfono móvil para ayudar a la madre de su amigo.

Hay gente con el corazón grande, a mí me enseñaron a no darle valor al dinero y a ayudar a quien lo necesita, no me pongo por santa ni por la mejor, no lo soy y tengo mis defectos como todo el mundo. He llegado a ver un pobre hombre pidiendo en la calle y descalzo y le he dado 50€, para que se comprase un calzado, eso fue en Madrid y me fui de ahí llorando con mis maletas, cerca de la estación de bus. He llegado a ver otro hombre en Oviedo pidiendo, dentro del McDonald’s, y yo estar ahí y acercarse a mí y pedirme y le dado a lo mejor unos treinta euros que tendría sueltos, otras veces he dado diez o cinco euros a quién estaba pidiendo en la calle, siempre doy y porque me sale de mi dar, aunque lo gasten en lo que le dé la gana, pero doy, porque si están ahí es por algo.

He ayudado alguna escort, cuando le ha ido mal alguna plaza, a ganar pasta conmigo, le he pagado la habitación en todas las ciudades y me la he llevado conmigo, no diré nombres, a veces me he quedado sin pasta yendo con alguna, yo juego la primitiva, euromillones los jueves y tal y recuerdo que en Marbella no teníamos ni para comer una escort y yo en nuestros principios en esta vida alegre y hacía días que ni habíamos comido y le dije, “a ver si al menos nos han tocado tres euros y nos compramos una hamburguesa”, rezarle a Dios, dentro de mí, en la administración por al menos tener aunque sea tres euros en esa primitiva y demás y llegar a tocarnos 45€ y compartir ese dinero con mi amiga para comer ese día. Si nos vierais llorando ahí… no olvido eso y muchas más cosas que he pasado.

He conocido familias sin trabajo, sin dinero para comer y yo he estado currando, con deudas grandes económicas y sacando un poco para ayudar a unas vecinas y sus hijos. Hasta que su vida cambio y tuvieron trabajo.

Yo aquí no soy la hermana de la caridad, pero si me he visto sin dinero para poder pagar la medicina de mi madre, sin tener ni agua caliente para ducharnos y era invierno del frío pero frío, hemos pasado hasta hambre y la poca gente que me ayudó y agradecida estoy, también la ayudé después y ayudé a otras personas que lo necesitaban, sin saberlo era una cadena de agradecimiento, eso lo aprendí después en el seminario donde estuve para poder cambiar mis fallos, mis impulsos y aquella persona que no me gustaba como yo era. Me cambiaron tanto que todo el mundo notó ese cambio y muy contenta y orgullosa de mí estoy.

Desde entonces sigo igual, ayudando, creo que es lo que mejor de la vida y encima nos hace sentir bien.

En fin gente, os he contado algo de mí que solo tres personas sabían de mi vida. Se pasa mucho en este mundillo, a veces no todo es oro lo que reluce. Gracias a Dios jamás me ha faltado trabajo, pero no me hago rica con ese curro, me da para pagar y echar algún cable, nada más. Aparte que también rechazo bastante trabajo porque no me gusta la gente que me piden cosas como beso negro, besos, ni terminar en mi boca, ni follar a pelo, ni correrse en el agujero de mi culo, ni terminar en mi cara… ni griego. A veces si veo algo raro, hasta la chupo con goma. Y aún así han venido y han repetido siempre.
Algunos no les gustan las tías que lo hacen todo… en el Sur es así.

Pues nada este ha sido mi post que al recordar todo aquello que pasé junto a una de mis amigas, hasta me dio nostalgia.

Un abrazo gente y que paséis un buen finde! 💋

8 pensamientos en “Corazones tocados.

  1. Juan dice:

    Hola, acabo de leer todos tus infortunios, esta vez, en vez de alegrarme, me has entristecido, afortunadamente parece ser que todo se ha resuelto sin mayores complicaciones, me alegro mucho.
    Muac

    Le gusta a 1 persona

  2. Juan dice:

    Prefiero cuando nos cuentas cosas divertidas o secretillos de tu prefesión.
    Tambien esos videos y fotos tuyas nos gustan mucho, aunque más de una vez nos hayas desvelado.
    Besos.

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .